¿Deberías aceptar ese show aunque no te paguen? Te damos 2 tips para decidir

Tocar es caro. No tengo que enseñarte números ni estudios porque lo sabes de primera mano: Tocar es caro y suele dejar poco dinero.

Hace un par de años tuve la oportunidad de hablar brevemente con Mauricio Mendia. Él ha trabajado con Yokozuna, Sexy Zebras y Hawaiian Gremlins, por mencionar unas cuantas bandas.

No tomé notas (“¿para qué?”, dijo Sam de dieciocho años), pero sé que en un punto de la conversación hablamos de cómo meter bandas a tocar en todos lados, sin asegurar que van a ganar algo ni una estrategia, las perjudica mucho más de lo que las ayuda.

“¿Qué?, ¿cómo?”, yo dije, “si las bandas tocan mucho es que están haciendo las cosas bien, ¿no?”.

No.

¿Por qué? Porque tocar es caro a nivel emocional y económico: No ver a nadie desmotiva, no oírte bien desmotiva, gastar (mínimo) $200 y ganar una cerveza desmotiva.

Cheko escribió algo relacionado a esto que creo que deberías leer, porque es 100% cierto.

¿Y qué tiene que tener un “show de a grapa” para ayudarte en lugar de perjudicarte?

1.- El show le lleva tu música a más potenciales fans.

Importante: No es sólo “tiene mucha audiencia”, es “tiene a tus potenciales fans”.

Tocar en un “festival” con otras cinco bandas de synth-pop con tu banda de metal alternativo no es una buena inversión si no te están pagando (exagero por fines didácticos, pero sé que han visto carteles así). La gente va a quedarse a ver a sus amigos, y aunque des el show de tu vida, lo más probable es que las treinta personas que trajo la banda principal no le entiendan a tu canción.

Y no, Juanito, que tu banda de blues le abra a DLD no va a valer los boletos de $200 que tienes que vender de aquí al sábado.

Busca fechas donde las bandas tengan un sonido, una imagen o un concepto parecidos al tuyo. 

Pequeño tip, ya que estamos por ahí:

Si vas a tocar en el Metro o lugares públicos, busca formas de que la gente pueda recordar tu nombre cuando llega a casa si le gustó tu música; quieres que te sigan y te vuelvan a ver, no sólo que muevan la cabecita al escucharte.

Si tu banda tiene un nombre difícil de pronunciar o escribir, busca tenerlo visible en algún lado del lugar donde te presentes. No creo ser la única que no ha podido seguir a un grupo que le gustó porque “somos (washawashawa) y esto se llama (washawashú)”. Sé que tener una tipografía ilegible es parte de la estética de algunos géneros, sólo ten en cuenta que la gente tiene que saber cómo buscarte en Spotify o Facebook, por favor.

2.- El show le lleva tu música o tu carisma a gente con la que puedes trabajar.

Un amigo puso este ejemplo:

“Si vas a tocar con tu banda de rock en una boda, la gente no te va a pelar porque uno suele ir a las bodas a platicar y bailar cumbias, no a oír bandas nuevas. ¿Significa que nunca vas a tocar en una boda? No, significa que o te van a pagar mucho dinero o es la boda de uno de los Superbookers”.

UFF, chulada de resumen. Todo el artículo pudo haber sido esa cita y ya.

¿Va a haber bandas con las que te puede servir colaborar?, ¿va a haber personas con las que te gustaría trabajar? Vas.

Sólo recuerda:

1.- No te sirve de nada tocar con el mero mero de Discos Valiente, que mueve pop latino, si tu banda es de punk.

2.- Toda relación de negocios es ganar-ganar: ¿cómo vas a vender tu proyecto?, ¿qué vas a ganar tú?, ¿qué gana la otra persona?, ¿ambos salen igual de beneficiados?

negocios musica

 

Deja un comentario

Acerca del Autor /

Estudiante de producción musical que terminó dedicándose a la mercadotecnia y al branding.

2 Comments

Comments are closed.

Escribe y presiona 'enter' para buscar